Las líneas eléctricas se pueden manejar con diferentes tensiones según sean las necesidades particulares y objetivo que cumplirán. hay dos principales, la alta y baja tensión, a continuación, te explicamos sus diferencias principales.

ALTA TENSIÓN

La alta tensión es aquella que supera los 25 kV (kilovolt).

Este tipo es generalmente usado para transportar altas tensiones a grandes distancias, esto es, desde la central generadora hasta la subestación de trasformadores. En estas instalaciones se usan cables gruesos que se mantienen colgados de aisladores que, a su vez, están sujetos a torres metálicas. 

BAJA TENSIÓN

La baja tensión es aquella que no supera 1 kV (kilovolt).

Este tipo de tensión se puede reducir aún más para ser usada en diferentes instalaciones en la industria, hogar y alumbrado público. Generalmente, la tensión baja más usada en la industria es de 220 y 440 volts, mientras que en el hogar es de 110 y 120 volts.

En Omega Electroconstrucciones somos especialistas en alta y baja tensión, si deseas conocer más de nosotros y nuestros proyectos, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros a través de los medios disponibles en este sitio, te atenderemos con todo gusto.